Top

Reconocimiento

Muchas veces conscientes o no, necesitamos el reconocimiento por nuestras acciones. Sentir que nuestro esfuerzo, tanto en lo personal como en lo laboral, es valorado, es un guía para saber que estamos haciendo las cosas bien y motivarnos a seguir.

Aunque digamos que no lo necesitamos para nada, siempre hay una parte de nuestro ser que si. El caso ideal sería, en lo laboral, que nos reconozcan nuestro esfuerzo sin tener que pedirlo, aunque siempre hay excepciones a la regla, muy a menudo el pensamiento es que el reconocimiento está relacionado con lo monetario, entonces prefieren no darlo, por las consecuencias que implicar reconocer, pero obvio va más allá, aunque esto genera un modelo de comportamiento.

El quid de la cuestión es, que peso tiene nuestro propio reconocimiento comparado con el externo, al fin de cuenta no solo actuamos, sino que somos observadores de nuestra propio actuar, tanto para bien o para mal, ahí estamos presentes y nadie conoce el sacrificio propio más que uno mismo.

La tendencia que se ve claro, en general, es tratar de la misma forma en que nos tratan, y al fin y al cabo, el reconocimiento que pedimos tampoco lo damos nosotros en nuestro día a día.

Para romper un poco este modelo, y aplicando la empatía, empecemos a reconocer poco a poco, desde las pequeñas cosas, el esfuerzo de los demás, desde la familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, que mejor regalo que un gesto de, valoro tu esfuerzo; son simples pero le puede cambiar el ánimo a una persona en un día malo, que no es poco.
De esta forma, al realizar estos gestos sinceros para con los demás, quizás, podamos valorar mucho más las cosas que hacemos para nosotros mismos.

Agrega un comentario..